Medición del estrés fetal con ecógrafo

La ecografía es un método ideal para medir el estrés fetal en las hembras preñadas.

La frecuencia cardíaca fetal normal es el doble de la frecuencia cardíaca de la madre.

El estrés fetal se diagnostica por una frecuencia cardíaca fetal reducida consecuencia de la hipoxia fetal.

Una medición cardíaca fetal única es insuficiente para llegar a un diagnóstico. Se debe realizar la medición en varios fetos y hacer una media de los resultados.

En partos prolongados o distócicos se pueden ver unos fetos con frecuencia normal y otros bradicárdicos, en estos casos probablemente exista un grado de mortalidad fetal.

Se considera estrés fetal cuando la frecuencia cardiaca fetal es inferior a 200 latidos/minuto.modobm

Para hacer la medición tenemos que seleccionar en el ecógrafo el modo B/M.

A la izquierda de la pantalla tendremos una imagen sectorial (modo B) transversal del tórax fetal con el cursor de modo M dirigido a través del corazón.

Y a la derecha de la pantalla tendremos una imágen en modo M donde mediremos las contracciones cardiacas fetales por intervalo de tiempo.

Fuente: “Diagnóstico Ecográfico en pequeños animales” Nyland/Mattoon. 2ª Edición.

CASO CLÍNICO
Perra de raza Chihuahua, 14 meses de edad. 60 dias de gestación. Está expulsando por vulva una secreción marrón.

Obtenemos tres resultados de frecuencia cardiaca fetal: 153, 171 y 187 latidos/min. En este caso no necesitamos calcular la media porque los 3 resultados son inferiores a 200 lat/min. Se recomienda realizar cesárea.

estres-fetal1estres-fetal2estres-fetal3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *